Roberto de Jesús Pérez Ojeda

Facultades y obligaciones

El Rastro Municipal de Los Cabos en su nuevo proceso hacia la certificación Tipo Inspección Federal (TIF), surgió el día 21 de marzo del año 2011.

Ubicado en San José del Cabo, el Rastro Municipal brinda un servicio público para el sacrificio de ganado bovino aplicando nuevos sistemas, métodos, instrumentos, conceptos y prácticas para obtener carne fresca que garantizan su calidad, sanidad e inocuidad para el consumo humano, la comercialización e industrialización de productos. Asimismo contribuir con los planes y programas estratégicos del XI Ayuntamiento de Los Cabos que permitan la mejora continua, el desarrollo equitativo y sustentable para beneficio de la población acordes con los tiempos y necesidades.

Nuestras acciones garantizan el servicio a los introductores de ganado bovino de cualquier parte del País, para la recepción, estancia, sacrificio y refrigeración, cumpliendo con las normas necesarias de ecología, seguridad e higiene aplicables para garantizar el consumo de carne fresca y saludable.

FUNCIONES
Inspeccionar la sanidad de los animales.
Encerrar a los animales por el tiempo reglamentario para su posterior sacrificio.
Vigilar el estado sanitario de la carne.

SERVICIOS
El rastro ofrece una serie de servicios complementarios que conjuntamente dan como resultado la prestación de este servicio público.
Recibir en los corrales el ganado en pie.
Encerrar a los animales por el tiempo reglamentario para su posterior sacrificio.
Hacer el degüello y evisceración de los animales.
Servicio de Báscula para pesar canales.
Los servicios de refrigeración para canales y vísceras
Proporcionar el servicio de vigilancia.
Facilitar el transporte sanitario de los canales

BENEFICIOS
Proporcionar a la población carne que reúna las condiciones higiénicas y sanitarias necesarias para su consumo.
Controlar la introducción de animales a través de su autorización legal.
Realizar una adecuada comercialización y suministro de carne para consumo humano.
Evitar la matanza clandestina en casas y domicilios particulares.
Racionalizar el sacrificio de animales, protegiendo el desarrollo de las especies.
Bases jurídicas para el servidor público de rastros
La operación y funcionamiento del servicio público del rastro está respaldado jurídicamente por algunas disposiciones legales que tienen vigencia en los niveles federal, estatal y municipal.

NIVEL FEDERAL
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el artículo 115, fracción III, establece los servicios públicos que están a cargo del municipio, entre los cuales se encuentra el del rastro. Asimismo, prevé que los municipios de un mismo estado, previo acuerdo con sus ayuntamientos, podrán coordinarse y asociarse para la mejor prestación de los servicios públicos.

La Ley General de Salud, en el título decimotercero, capítulo primero, faculta a la Secretaría de Salud para llevar el control sanitario del proceso de importación y exportación de alimentos, bebidas, medicinas, tabaco y productos de perfumería entre otros. En virtud de ello, los rastros como establecimientos donde se procesan alimentos, deben ser supervisados por la Secretaría de Salud y los operadores de los mismos requieren contar con una licencia sanitaria.

NIVEL ESTATAL
Las disposiciones legales que regulan la operación de los rastros en el ámbito estatal son la Constitución Política del Estado y la Ley Orgánica Municipal, las cuales en su contenido retoman lo establecido en el artículo 115 constitucional, señalando al servicio público de rastros como una atribución del municipio.

Por otra parte, la Ley de Ganadería regula la actividad ganadera en el estado, y en ella establece las formas para acreditar la propiedad del ganado que se va a sacrificar. Respecto al sacrificio del ganado, esta ley determina que solamente deberá realizarse en los lugares destinados por las autoridades municipales; para tal fin, señala algunas bases que deberán observarse para la operación de los rastros municipales.

La Ley de Salud Pública del Estado también contiene algunas disposiciones en esta materia; en ella se establece que el control de los rastros en el municipio está a cargo del ayuntamiento, facultándolo para revisar los animales en pie y en canal, y señalando la carne que puede ser destinada a la venta pública. Esta ley prohíbe la matanza de animales en casas o domicilios particulares cuando las carnes sean destinadas al consumo público. Por esta razón, es recomendable que las autoridades hagan suya esta disposición y obliguen a los particulares a realizar la matanza en el rastro municipal.

NIVEL MUNICIPAL
Los instrumentos jurídicos que regulan el funcionamiento y operación de rastros en el ámbito municipal son el Bando de Policía y Buen Gobierno y el Reglamento de Rastros Municipales.

El Bando de Policía y Buen Gobierno contiene un conjunto de normas administrativas que regulan el funcionamiento de la administración pública municipal y el de la vida comunitaria. En este ordenamiento se enuncian los servicios públicos a cargo del ayuntamiento, entre ellos el de rastros, reglamentando su organización, funcionamiento, administración, conservación y explotación de los mismos, con el fin de asegurar que su prestación se realice de manera continua, equitativa y general para toda la población del municipio.

Última actualización: 10 de enero de 2017 | 4:50 pm